SWTOR - El regreso de los cabezales de cuchara

    SWTOR - El regreso de los cabezales de cuchara

    Los mandalorianos entraron en la escena gal√°ctica hace unos 350 a√Īos, pero ya eran los terrores de su sector durante varios siglos. Bajo el mando de Mandalore el Indomable, han lanzado un gran avance hacia el N√ļcleo en busca de adversarios dignos. Finalmente, ser√°n derrotados en la Batalla de Onderon y su l√≠der ser√° asesinado. Su sucesor, Mandalore the Ultimate, quer√≠a vengarlo. Su segundo Cassus Fett reorganiz√≥ el ej√©rcito para fortalecerlo. Pero en Malachor V, los neo-cruzados sufrieron la misma suerte que la generaci√≥n anterior. Peor a√ļn, la Rep√ļblica no quiso conocer una tercera guerra de este tipo y desmantel√≥ su ej√©rcito: las armas, armaduras y barcos fueron confiscados y destruidos. Las √ļnicas posesiones guardadas eran escondi√©ndolas. Mandalore el Desconocido intent√≥ reunir a los supervivientes, pero fue en vano. Fue entonces cuando Mandalore el Salvador entr√≥ en escena. Ten√≠a el elemento que le faltaba al Desconocido: el casco de Mandalore, la corona que designaba al jefe de los clanes. En su lecho de muerte, el Desconocido repudi√≥ al √öltimo, un t√≠tere de un Imperio del que todav√≠a ve√≠an solo sombras. La pol√≠tica anti-Sith del Salvador obviamente no pudo complacer al Emperador, y envi√≥ agentes para robar la m√°scara de Mandalore tras la muerte del l√≠der. Por lo tanto, su ej√©rcito no pudo oponerse al suyo cuando atac√≥ a su vez. Peor a√ļn, cuando la Rep√ļblica demostr√≥ ser capaz de resistir por s√≠ misma, el Servicio Secreto Imperial sac√≥ la corona y se la entreg√≥ a un pretendiente que compartir√≠a sus puntos de vista. Y una peque√Īa mano amiga para que Mandalore el Peque√Īo (apodo por su edad) pueda proporcionarles un segundo ej√©rcito.



    Mandalore el peque√Īo, antes de recibir la m√°scara.


    Durante los tres siglos que siguieron a la derrota de Malachor V, los mandalorianos no pudieron unirse como un gran ej√©rcito. Pero su cultura perdurar√° e incluso se desarrollar√°. Los guerreros se hicieron nuevas armaduras y adoptaron nuevos camaradas que se agregaron a sus hijos. El ejemplo m√°s llamativo es, sin duda, la Gran Cacer√≠a. Originalmente un simple ritual de caza para demostrar el talento de los miembros j√≥venes, se ha abierto a los extra√Īos y se ha vuelto gal√°ctico, ofreciendo un escaparate para los participantes y sus equipos. Varios ganadores del evento se unieron posteriormente a un clan y demostraron ser los m√°s ac√©rrimos defensores de los valores que hab√≠an adoptado. Todo lo que necesitaban era encontrar el casco de Mandalore, que finalmente podr√≠a reunirlos. Algunos incluso empezaron a buscarlo. Pero permanecieron en minor√≠a, la mayor√≠a contenta con cuidar de sus clanes. En grupos o m√°s solitarios, los mandalorianos se dispersaron en los roles que m√°s les conven√≠an: mercenarios, guardaespaldas, cazarrecompensas y gladiadores. Es en esta √ļltima categor√≠a que un d√≠a, un joven blandi√≥ la m√°scara de su l√≠der y se la puso. La tradici√≥n dice que usar un casco es suficiente para expresar las demandas de uno en esta posici√≥n. Todos los clanes vinieron corriendo para obedecer a su nuevo l√≠der, a pesar de que los estaba arrastrando a una alianza que la gran mayor√≠a de ellos hab√≠a desde√Īado hasta ahora.


    Mandalore the Little One, con su versión del casco de Mandalore (izquierda)

    Entonces est√°bamos en medio de la guerra que sigui√≥ al regreso del Imperio. Las victorias iniciales de los Sith hab√≠an logrado tal resistencia de la Rep√ļblica que era evidente que la carga inicial no ser√≠a suficiente para alcanzar los mundos del N√ļcleo. Hab√≠a que encontrar una nueva estrategia para debilitar al adversario. ¬ŅAbrir un segundo frente? Por qu√© no, pero los mandalorianos eran muy reacios a entablar combate con cualquiera de los bandos, que hab√≠an sido enemigos en el pasado. Entonces se volvieron hacia un gladiador de Geonosis, un humano cuyo padre hab√≠a sido uno de los clanes pero que √©l mismo ten√≠a poco contacto con ellos. Suficientemente dotado en combate para sus victorias como para darle un historial leg√≠timo. Y lo suficientemente d√≥cil como para seguir al pie de la letra los consejos de sus patrocinadores. Apenas coronado, anunci√≥ la celebraci√≥n de una nueva Gran Caza que le permiti√≥ reunirse a su alrededor. As√≠ asegurado que ser√≠a apoyado, sus asesores / titiriteros lo enviaron a abrir este segundo frente que se esperaba de √©l. Fue el bloqueo de la V√≠a Hydiana. M√°s conscientes de los puntos d√©biles de la Rep√ļblica, los clanes sab√≠an que era mejor mantener como rehenes a Coruscant y al N√ļcleo que luchar en el extremo m√°s alejado del Borde. Durante un a√Īo, establecieron el asedio de la capital enemiga, aisl√°ndola de todos los suministros posibles. Pero eventualmente ser√°n derrotados por una coalici√≥n de contrabandistas y un ataque militar que los aplast√≥ simult√°neamente en dos frentes.


    Mandalore el Inocente

    A partir de ah√≠, el prestigio de Mandalore the Little se fue cuesta abajo. Era solo un luchador, no un estratega. Y para sus aliados imperiales, ya hab√≠a cumplido su papel. Regres√≥ a su base de Geonosis, haciendo lo √ļnico que sab√≠a hacer: organizar Grand Tracks mientras esperaba recibir nuevas √≥rdenes para desplegar sus tropas. Que nunca vino. El Imperio se estaba quedando sin recursos y buscaba negociar la paz. Se firm√≥ con el Tratado de Coruscant, y el Gran Sendero que sigui√≥ luego hizo sonar la campana del joven gladiador. El vencedor, Artus del Clan Lok, desafi√≥ a su l√≠der en un combate singular, lo derrot√≥ y lo mat√≥. Se convirti√≥ as√≠ en Mandalore el Inocente, su primer acto fue denunciar los v√≠nculos entre su predecesor y los Servicios Secretos Imperiales que lo hab√≠an manipulado. Entonces nada. Conserv√≥ la base de Geonosis y confirm√≥ la alianza con el Imperio. Uno de sus parientes, Jicoln del clan Cadera, se ofendi√≥ y form√≥ el Cisma de los Cruzados. A la cabeza de su propio clan, pero tambi√©n de los Ordo, Kelborn e Itera, quer√≠a provocar un cambio de alianza con la Rep√ļblica, invocando la memoria de Mandalore el Salvador. Esto degener√≥ en guerra civil. Derrotado, los rebeldes regresaron a las filas. El clan Cadera se redujo a un solo elemento: Torian hijo de Jicoln. Hubo alguna forma de perd√≥n, con algunos miembros de estos clanes autorizados a ocupar puestos importantes en la jerarqu√≠a del mando. Y el indiscutible Inocente espera en Geonosis a que se reanude la guerra entre el Imperio y la Rep√ļblica, mientras organiza nuevas Grandes V√≠as.



    Jicoln Cadera

    Ahora que la guerra se ha reanudado, la mayor√≠a de los mandalorianos son neutrales sobre si elegir entre Rep√ļblica o Imperio. Es decir, dejan esta elecci√≥n a su l√≠der y lo seguir√°n pase lo que pase. Ya sea por patriotismo u oportunismo. Por lo tanto, los batallones se han desplegado en Corellia, Ilum y otras batallas desde entonces junto con las tropas Sith. Mandalore el Inocente sabe que no es f√°cil establecer una reversi√≥n de la alianza despu√©s del impacto del Bloqueo de la V√≠a Hydiana. Sin mencionar que estaba en el campo opuesto al Cisma de los cruzados. Pero permanece en secreto, sin revelar todos sus planes. ¬ŅQu√© guarda en la manga de su armadura? ... Junto a esta mayor√≠a, est√°n los que se benefician de los contratos mercenarios privados. Ya sea al servicio de los moffs o de los Sith, esta lealtad en particular tiene prioridad sobre la de Mandalore. La mentalidad de Mando est√° llena de casos en los que los clanes se enfrentaron entre s√≠ porque hab√≠an sido contratados por empleadores enemigos. Aquellos que lucharon por Darth Malgus en Ilum, por ejemplo, no son considerados traidores. Es un poco m√°s complicado para los que se han unido a la Rep√ļblica, pero no est√° prevista ninguna purga despu√©s del final de la guerra. Finalmente, est√°n aquellos que se r√≠en de todo y simplemente toman lo que tienen en sus manos. Ya sea que hayan traicionado a Mandalore o que nunca lo hayan seguido, su futuro parece estar al borde de la destrucci√≥n. La voz de Mandalore es m√°s fuerte que nunca, queda por ver si esto se traducir√° en una gloria permanente para los clanes o en un regreso a las sombras que han conocido durante los √ļltimos siglos. Esto solo resultar√° en la victoria o derrota final.




    A√Īade un comentario de SWTOR - El regreso de los cabezales de cuchara
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.