A Plague Tale: Requiem – Una aventura emblemática

Quien soy
Martí Micolau
@martimicolau
REFERENCIAS EXTERNAS:

hablamosdegamers.com

Autor y referencias

Después de una emocionante primera práctica durante gamescom 2022, estaba muy emocionado de tener en mis manos Un cuento de plagas: Réquiem, que sin duda era mi mayor expectativa del año. Cabe señalar de entrada que pasé por muchas emociones durante las casi veinte horas de juego, y va desde la risa hasta el llanto, pasando por la frustración y el enfado. Una amplia paleta por lo tanto, que representa una aventura profundamente humana, lamentablemente contaminada por su condición de videojuego y ciertos límites de juego.



El número de ratas mostradas ha aumentado considerablemente... musofóbico, sigue tu camino

Aunque relativamente abierto, el final deA Plague Tale: Innocence dejó unos meses de felicidad para la familia De Rune, que había logrado recuperar cierta estabilidad y calmar la progresión del mal que carcome a Hugo. Réquiem tiene lugar unos meses después del final de los acontecimientos deInocencia (También se ha publicado un libro para narrar la vida de nuestros protagonistas entre los dos juegos: Una plaga tal: Oscuridad, publicado por Bragelonne), donde encontramos a la familia De Rune y al aprendiz de alquimista Lucas que buscan un alquimista de renombre para tratar a los más pequeños. Mientras nuestros protagonistas finalmente creen estar en paz y felices, rápidamente se desencantarán tras un encuentro improvisado que alterará el equilibrio y revivirá la Mácula. A esto le seguirá una carrera precipitada que abarca quince capítulos que van in crescendo en espectacularidad y emoción.

La búsqueda de Amicia y Hugo parece desesperada, pero la determinación del mayor permite un progreso constante hacia la meta prometida, ayudado por nuevos personajes que aportan bastante a la aventura, y una estructura que alterna constantemente entre momentos tranquilos, que dan carácter. desarrollo y momentos más intensos, empujando la trama principal hacia adelante. Dicho sea de paso, a pesar de sus dotes de escritor, la obra de Asobo es larga, además de locuaz. A veces demasiado para su propio bien. La escritura de los personajes también puede sorprender. Olvida el subtítulo "Inocencia" del primer título. Ya macabro en su primera parte, Réquiem se adentra mucho más en el horror aquí. Nuestros dos héroes nunca se salvan y, además de los cadáveres que ensucian los pisos de casi todos los lugares, nos encontramos con todo el mundo tratando de matar al dúo de personajes.



El caos a menudo reina tan pronto como Amicia y Hugo llegan a algún lugar...

Esto es demasiado para Amicia, que sufre el mismo escollo que Lara Croft de Tomb Raider 2013, convirtiéndose en una verdadera máquina de matar. Siempre tan formidable con su honda, también adquiere una ballesta que es un arma no muy bien equilibrada si la mejoramos a fondo, ya que podemos usar los mismos virotes infinidad de veces para limpiar áreas completas. Algunos argumentarán que no tienes que optar por la violencia... y es cierto, puedes elegir atravesar zonas de combate enteras sin tener que matar a un solo oponente, lo que, por cierto, aumenta el módulo de medición de habilidades pasivas de nuestro enfoque. Si jugamos como yo, embistiendo todo lo que se mueve, nuestro indicador de agresividad aumentará hasta el fondo, lo que nos permitirá apuntar con mayor precisión, por ejemplo. El sigilo aumentará el indicador de precaución, y el uso de ratas (al menos por lo que entiendo) aumenta el oportunismo. También podemos mejorar nuestros diversos equipos gracias a los muchos bancos de trabajo repartidos aquí y allá en los niveles, lo que añade un montón de efectos, como la posibilidad de disparar 2 veces con la honda, o reciclar ciertos materiales.

Al igual que su antecesor, Réquiem no sale ileso en sus fases de combate. Las zonas son más grandes, los enemigos más numerosos (ratas y guardias...) y pasaremos más tiempo recorriendo estas enormes arenas, que adolecen de los mismos males que la primera parte. La IA es defectuosa, lo que hace que la mayoría de los enfrentamientos sean simplistas... o injustos, al multiplicar el número de enemigos. Cuando estás acompañado por el caballero, está bien, pero en el último tercio del juego, a menudo te quedas solo en una arena con 2-3 enemigos a los que enfrentarte simultáneamente, y tropiezas con la alfombra por falta de precisión. en los ataques y la rigidez de Amicia al moverse. Evidentemente, es imposible optar por un enfoque sigiloso en sus fases… además de la frustración que esto genera, demuestra sobre todo que el estudio aún tiene mucho trabajo por hacer antes de igualar a los modelos en los que se inspira. . Porque sí, por todos lados sentimos que el juego usa y abusa del modelo establecido por Naughty Dogs.



Algunas panorámicas son magníficas.

Ya sea en su narración o a nivel técnico, esta secuela claramente ha superado un hito. Un cuento de plagas: Réquiem muestra (¡por fin!) lo que la generación PS5/Xbox Series tiene en el estómago, con el uso del Unreal Engine 5. En muchos momentos de la aventura, mis ojos se abrieron como platos de lo hermoso que era. La apertura de ciertos capítulos también inspira respeto y muestra que el juego no es solo un título de corredor. Desafortunadamente, no todo va bien, la versión de PS5 ha mostrado signos de debilidad en muchas ocasiones. Desestabilizando las dos primeras horas, los 30FPS se hacen más o menos llevaderos según avanzamos, aunque hubiera preferido apoyarme en la resolución y algunos detalles gráficos para tener un modo de fluidez a 60 cuadros/segundo. También tuve varios problemas con las ratas, que a veces tenían un comportamiento poco lógico dada su posición en el suelo... un simple reinicio del tramo corrige el problema, pero me hizo tomar una mala costumbre que consiste en reiniciar al final punto de control para restablecer la posición de las ratas y superar con éxito un "rompecabezas".

Hablando de acertijos, aunque relativamente simples en general, maldije muchas veces cuando noté que el juego se esforzaba por darme la solución antes de que tuviera tiempo de pensar... J Agradezco la disposición del estudio para ayudar, pero habría Ha sido prudente dejar que los personajes se queden callados durante unos minutos antes de dejar caer la solución como si fuera lo obvio. Este también es un tema global del juego, los personajes casi nunca dejan de hablar. Así que, por supuesto, el trabajo realizado en el doblaje francés es fantástico, pero el silencio a veces habría permitido apreciar más ciertos niveles, en lugar de agregar constantemente respuestas llorosas. Finalmente, una palabra sobre las composiciones musicales de Olivier Derivière que nos acompaña a lo largo de la epopeya, son simplemente maravillosas. Cada momento, ya sea tranquilo o lleno de acción, es cautivado por una pieza que refuerza el momento vivido. Pocas veces en mi vida como jugador me he sentido tan transportado por la música.



Muy claro, Un cuento de plagas: Réquiem se registra como un enamoramiento. Imperfecto, desde luego, culpa de su sistema de juego un poco anticuado que impide disfrutar de la infiltración o de la acción (dependiendo de tu estilo de juego) como se debe. Por lo demás, Asobo Studio muestra que ha superado otro hito y poco a poco entra en las grandes ligas, entregando una aventura a veces épica, a veces íntima, centrada en la familia De Rune y la relación entre hermano y hermana. El resultado es una obra conmovedora y sincera, que solo tiene que corregir sus pocos errores en la jugabilidad.

  • Xbox
  • PlayStation
  • Vapor


Añade un comentario de A Plague Tale: Requiem – Una aventura emblemática
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.